Las combinaciones más beneficiosas de alimentos en dietas para personas con colon irritable. Comer inteligentemente es la clave de una buena salud.  Si sufres de inflamación intestinal y sabes que tienes el colon irritable seguramente habrás conocido ya parte de la información nutricional que se necesita para elaborar una dieta adecuada.

 Adoptar una dieta evita los medicamentos

En efecto, practicar una dieta que mantenga controlados los síntomas de la irritación intestinal es la mejor forma de prevenir y evitar sus consecuencias. Y, por consiguiente, de evitar las medicinas.

Muchos alimentos colaboran para mantener el colon limpio y desinflamado.  La forma de comerlos también es importante ya que hay combinaciones que no son adecuadas, según haya predominio de diarreas o estreñimiento.

Conoce esta dieta “básica” para tratar las afecciones del colon y ponla en práctica cuando sea necesario.  Incluso si vas a viajar, ten en cuenta que los cambios geográficos a veces desencadenan cuadros de diarrea o de estreñimiento.

El Metodo Comprobado Para Curar El Colon Irritable

El Método Que Use Para Curar El Colon Irritable

Desayuno

 Fibras

Para comenzar el día elige siempre algún cereal, o pan integral que lo contenga.

 Lácteos

Leche sin lactosa y descremada o leche de soja,  o bien yogur natural con probióticos al que le puedes mezclar los cereales.

Fruta

  •  la manzana es un excelente regulador intestinal
  •  plátano maduro si tienes diarrea
  •  kiwi o naranja si estás estreñido

Puedes reemplazar el pan y los lácteos por galletas integrales o de salvado con queso descremado. Si no bebes leche puedes sustituirla por café o té (poca cantidad o descafeinado), cereales solubles o infusión de manzanilla o menta endulzada con canela.

 Media mañana

  •  Una manzana o un yogur natural
  •  dos galletas de agua

recetas para intestino inflamable

Almuerzo

Primer plato: caldo desgrasado de pollo o verduras con sémola o fideos

Segundo plato: pollo sin piel a la plancha con arroz blanco acompañado de ensalada de zanahoria rallada (si hay diarrea) o espinacas hervidas (si hay estreñimiento).  Condimentar apenas con aceite de oliva y sal.

Postre: manzana asada o plátano y una infusión digestiva (menta o manzanilla)

Merienda

  •  Una taza de té o café descafeinado que se puede reemplazar por infusión de menta, poleo o manzanilla
  •   una tostada integral con jamón cocido o
  •   un yogur con fresas o arándanos.

Cena

Primer plato: sopa de verduras, pescado o pollo.

Segundo plato: un filete de pollo o pavo a la plancha con arroz hervido, papas al horno o ensalada. Una infusión digestiva o relajante.

A lo largo del día ir bebiendo agua o infusiones cada 2 o 3 horas.  Lo ideal es beber alrededor de 2 litros de agua por día. Recuerda tener siempre a mano tu “dieta para personas con colon irritable” y utilizarla cada vez que te haga falta.

Dietas para el colon irritable

¿Cómo alimentarnos frente a un diagnóstico de colon irritable? Ante un trastorno con síntomas tan contrapuestos como la diarrea y el estreñimiento es importante que elaboremos una dieta apropiada para controlar estos síntomas. No solo es importante saber qué alimentos son beneficiosos y cuales son perjudiciales, sino también cómo debemos comerlos.

Las dietas no solo nos dicen lo que debemos comer y lo que es mejor evitar, sino también cuales son las cantidades, horarios y hábitos más adecuados para ponerla en práctica. Conoce y aprende a elaborar tu propia dieta para desinflamar el colon y aliviar los síntomas que te afectan.

Dieta para combatir la diarrea

Mientras tengas diarrea evita consumir productos lácteos y sus derivados como queso, crema o mantequilla.  Reemplázalos por leche de soja, avena o arroz. La lactosa y la grasa de la leche empeoran los síntomas de colon irritable y aumentan las diarreas.

Lo que sí puedes consumir son yogures desnatados probióticos que te ayudarán a fortalecer la flora intestinal y a recuperar la que hayas podido perder.

Arroz hervido blanco:   Es el alimento básico de toda dieta antidiarreica.  Es calmante y antiinflamatorio. Se recomienda comer en poca cantidad y con más frecuencia si fuera necesario, aunque en algunos casos unas horas de ayuno vienen  muy bien para dar descanso a los intestinos.

Manzanas:   Es una de las frutas más apropiadas por ser regulador intestinal y se la puede consumir tanto para la diarrea como para el estreñimiento.

Peras:   Esta otra fruta también se puede consumir si se tiene diarrea porque posee cualidades astringentes que ayudan a espaciar las deposiciones y quitarles líquido.

Plátanos: Son fácilmente digeribles, recordemos que es uno de los primeros alimentos que se pueden dar a los bebés. Aportan sales minerales como el potasio, muy beneficiosas cuando se produce deshidratación por diarrea.

Agua : Es muy importante consumirla pero hacerlo en pequeñas cantidades para recuperar la que se haya perdido con las deposiciones.

Dieta para el estreñimiento

El consumo de agua debe estar alrededor de los 2 litros diarios para facilitar el tránsito de los alimentos por el tubo digestivo y estimular los movimientos que permiten expular los desechos.

Vegetales de hojas verdes:  Es mejor consumirlos crudos para aprovechar su alto contenido en fibras que se pierden en el agua de la cocción.  Las más efectivas son: acelga, espinaca, lechuga y zanahoria rallada.

Manzana:   Contiene pectina, una sustancia que actúa como normalizador de los intestinos sustituyendo a los laxantes.

Salvado de avena: La avena también es un regulador  de los intestinos.  Con el salvado se pueden enriquecer los yogures probióticos o agregar a caldos o jugos de fruta.  Las dietas para tratar el colon irritable se mantienen mientras duran los síntomas.

 

Articulos Relacionados