¿ Como es el dolor de colon inflamable y que tipos de dolor existe?

Identificar cómo es el dolor de colon puede ayudar en su diagnóstico y posterior tratamiento. Las enfermedades que afectan a los intestinos pueden prestarse a confusión en su diagnóstico  debido a que algunos de los síntomas son comunes a varias patologías.

Las alteraciones en las frecuencias de las deposiciones dan lugar a cuadros de diarrea o estreñimiento  de distinta intensidad y que, incluso, pueden presentarse en forma alternativa,  como es el caso del colon irritable.  Las molestias gastrointestinales muchas veces van acompañadas de dolor.  Los espasmos, cólicos o calambres, o a veces la propia presencia de gases, determina dolores de distinto tipo, más o menos o agudos o prolongados.

Saber identificarlos y reconocerlos puede orientar al médico para hallar más rápidamente las causas y la forma de combatirlos. En el caso del colon, los dolores que se pueden llegar a sentir incluyen también las zonas del recto y el ano, en las que se pueden producir lesiones derivadas del esfuerzo que realizan para expulsar los desechos.

Tipos de dolor de colon irritable e inflamación de intestinos

 Existen varios tipos de dolor; algunos de ellos son característicos de cuadros intestinales.  Con esta clasificación aprenderás a identificarlos y así poder describirlos con acierto.

Localizado: Es aquel en el que sabemos el punto exacto en que nos duele; por lo general se refiere a problemas en un órgano determinado. Puede ser leve, moderado o agudo.

Generalizado: Suele ser leve en un comienzo pero se puede ir intensificando a medida que transcurre el tiempo.  Abarca una zona más que un punto y es el que sentimos por ejemplo, cuando tenemos muchos gases acumulados.

También puede estar originado en indigestiones o virus. Cuando se produce a la altura del colon suele ser bastante agudo y está causado por la presencia de gases que acompañan a las heces.

Cólicos: Son espasmos que aparecen y desaparecen en forma de oleadas que irrumpen y luego se disuelven.  A veces se acompañan de diarrea y fiebre.

dolor de intestinos

Retortijones: Estos dolores son verdaderamente molestos ya que tardan en desaparecer y pueden ser bastante fuertes. Se producen porque los músculos del tubo digestivo se contraen y pareciera que se retuercen.  Puede aliviarse con las evacuaciones.

Dolor sordo: Es lo contrario de un dolor agudo, es decir, de baja intensidad pero sostenido, como si nos estuvieran oprimiendo en toda la zona afectada.

Dolor punzante: Se refiere a la típica “puntada”, como si se tratara de una descarga eléctrica, agudo y muy intenso aunque breve.  Puede aparecer cuando se produce una fisura anal.

Calambres:   Son espasmos  dolorosos producidos por la contracción de los músculos, en este caso, del intestino grueso.  Pueden aparecer en el momento previo, durante y después de las deposiciones. Determinar el tipo de dolor de colon y poder describirlo ayudará al médico a encontrar un remedio más rápido para su cura.

 

Articulos Relacionados