Ejercicios para el colon irritable – Caminar, Respitar y Mas Para Aliviar Intestinos

El Síndrome del Intestino Irritable (SII) es un trastorno del funcionamiento intestinal muy relacionado con el sistema nervioso.  Las personas que atraviesan estados de ansiedad o situaciones de estrés sostenido, tienen más posibilidades que otras de padecer esta enfermedad.

El colon irritable, además de afectar el ritmo de las deposiciones, acarrea dolores que se pueden controlar mediante ejercicios. Estos dolores pueden ser ocasionados por gases, inflamación o bien contracturas de la musculatura lisa de los órganos del aparato digestivo.

Los dolores se pueden combatir realizando ejercicios para la relajación y aprendiendo a respirar de manera adecuada. Aprende a realizar estos ejercicios y comprobarás como tu estado general mejora; podrás aliviar y hasta eliminar los dolores a la vez que se normaliza la frecuencia de tus intestinos.

Disminuir el dolor de intestinos con ejercicios fáciles

 Caminar

Una caminata diaria de 20 a 30 minutos es el ejercicio más elemental para aliviar el intestino irritable.  Disminuye el estrés, favorece la circulación y ayuda a la digestión.

Posición fetal

Cuando tengas dolores abdominales, siempre que no sean agudos, acuéstate boca arriba, junta las rodillas y acércalas al pecho lo más que puedas mientras te ayudas con las manos. Rota suavemente a izquierda y derecha y descansa.

Respiración abdominal

Estos ejercicios provienen del yoga y tienen efectos sobre el dolor, además de ser relajantes.  Busca un espacio cómodo en donde poder sentarte, como una colchoneta o el suelo.  Cruza las piernas y cierra los ojos concentrándote en el ritmo de tu respiración.  Inhala suavemente y exhala.

Vuelve a inhalar y esta vez trata de que el aire pase a tu pecho y luego llegue a tu abdomen.  Hazlo lo más despacio de puedas.  Repítelo dos o tres veces.  Relájate y descansa. Con la respiración abdominal podrás controlar los dolores y aliviar el estrés.

ejercicios para aliviar intestinos

 Rotación de la columna vertebral

Acuéstate en el suelo o en la colchoneta, flexiona las rodillas pero sin dejar de apoyar los pies en el suelo. Los brazos relajados a ambos lados del cuerpo.  Ahora inhala suavemente.  Luego exhala mientras llevas tus rodillas hacia la derecha y tu cabeza hacia el hombro izquierdo.

Vuelve a inhalar y cuando exhales haz los movimientos, pero en sentido contrario: rodillas a la izquierda y cabeza hacia la derecha. Con este ejercicio das un masaje a las vértebras y al aparato digestivo, produciendo un afecto calmante.

Ejercicios aeróbicos

Requieren un poco más de exigencia física . Son muy beneficiosos para el funcionamiento del aparato digestivo y para los intestinos.  También ayudan al control del estrés y la tensión nerviosa.

El ciclismo, la natación y el aerobismo son los algunos ejemplos. Para realizarlos es necesaria la aprobación médica. El Tai Chi Chuan, la meditación y otras disciplinas alternativas también proponen ejercicios con efectos terapéuticos en el colon irritable.

Articulos Relacionados