Farmacos y Medicamentos Para Aliviar El Colon Irritable o Colitis

Aunque a veces son indispensables, el uso continuado o sin receta de fármacos para el colon irritable tiene efectos secundarios.

Los tratamientos naturales para detener los síntomas del colon irritable dan muy buenos resultados en las etapas preventivas y en los casos leves a moderados.  Hay otras veces en que los cuadros son más agudos o se complican con infecciones en donde es necesaria la administración de medicamentos.

La automedicación siempre está contraindicada.  Es el médico quien debe indicarnos qué medicamentos son los que debemos tomar, como así también las dosis y la duración del tratamiento. En este artículo te mostraremos los distintos tipos de medicinas que se utilizan para tratar el síndrome de intestino irritable y también qué efectos no deseados pueden ocasionar.

Fármacos para el colon irritable

Antiespasmódicos

Cuando los dolores abdominales son demasiado intensos o prolongados se utilizan fármacos para reducirlo. Los mismos pueden ser de varios tipos:

  • Anticolinérgicos:   disminuyen las contracciones intestinales
  • Relajantes: reducen el tono de los músculos lisos
  • Bloqueadores de los canales de calcio: relajan los intestinos
  • Combinados: desintegran los gases para que los podamos eliminar

Laxantes

Aumentan y estimulan la formación del bolo fecal. Algunos provocan una “diarrea farmacológica” con el fin de limpiar el colon y liberarlo de los residuos acumulados.Otros aceleran la motilidad de los intestinos y ayudan a normalizar la consistencia de las heces. Se deben administrar con mucho cuidado y no utilizar más allá de la dosis que el médico prescriba.

El Metodo Comprobado Para Curar El Colon Irritable

El Método Que Use Para Curar El Colon Irritable

Antiflatulentos

  • Disuelven los gases que se acumulan en el tracto gastrointestinal causando inflamación y dolor.
  • Ayudan a eliminarlos cuando esto no es posible hacerlo de manera natural.
  • Los más utilizados son la simeticona, el carbón activado y el aceite de menta piperita.

Antidiarreicos

Su uso debe estar muy controlado ya que podría ocasionar diarreas agudas y deshidratación o pérdida de la flora intestinal. Los antidiarreicos de uso más habitual son:

  • Loperamida: disminuye el número de evacuaciones
  • Lidamidina: trata el Síndrome de Intestino Irritable.  Puede tener como efectos secundarios cefaleas y estreñimiento.
  • Colestiramina: se utiliza en pacientes con diarrea crónica.  Sus efectos secundarios son gases y distensión abdominal.

Antidepresivos

Actúan sobre el sistema nervioso cuando existen problemas psiocológicos que se somatizan a través del colon.  Son más eficaces acompañados de psicoterapia.  Algunos provocan náuseas o dolor de estómago al principio del tratamiento.

Serotonina

Es un neurotransmisor que actúa sobre el aparato digestivo. Cuando el cerebro no la facilita de forma adecuada produce diarrea o estreñimiento. Los medicamentos con serotonina que se utilizan actualmente son el Alosetrón para los pacientes que tienen diarrea y Tegaserod para aquellos que padecen estreñimiento.

El consumo de fármacos para el colon irritable no garantiza una cura pero es efectivo en el tratamiento de los casos más agudos.

medicamentos para intestinos

Medicamentos para el colon irritable

Espasmolíticos

Alivian el dolor y además ayudan a que se relaje la musculatura del tracto gastrointestinal.  Los pacientes con colon irritable suelen tener dolores abdominales debido a la tensión nerviosa y también al mal funcionamiento intestinal. Algunas veces también la presencia de gases puede resultar dolorosa.

Procinéticos

Hacen que el tránsito intestinal sea más fluido.  Se utilizan para otras enfermedades del aparato digestivo ya que combaten las naúseas y la distensión abdominal. Actúan principalmente sobre el esófago, el estómago y los intestinos grueso y delgado.

Aerofágicos

Llamados también antiflatulentos, su función es deshacer los gases que llenan las cavidades gastrointestinales y que, en el caso de personas con colon irritable, son muy abundantes.

Antidiarreicos

Combaten la diarrea.  Tienen un efecto opuesto al de los laxantes ya que ayudan a que los excrementos sean más consistentes y su eliminación pueda ser gradual.  Los fermentos lácticos suelen acompañar a los antidiarreicos para restablecer la flora intestinal que se destruye.

Ansiolíticos

Disminuyen la tensión nerviosa y sirven para que se relaje la musculatura del tubo digestivo cuando se ve forzada por la inflamación de los tejidos.

Ayudan  a lograr un descanso reparador puesto que el estrés causa insomnio y los malestares gastrointestinales alteran el sueño.  Estos medicamentos siempre deben consumirse bajo control médico

Medicamentos naturales

Los medicamentos para el colon irritable también pueden elaborarse a partir de productos naturales. La medicina naturista dispone de una innumerable lista de hierbas medicinales para abastecer las necesidades de los pacientes con Síndrome de intestino irritable.

El riesgo de automedicarse

Cualquiera sea el tratamiento que se realice, los medicamentos tanto naturales como farmacológicos deben ser prescriptos por un médico.  La automedicación es peligrosa ya que cada organismo reacciona de manera particular y lo que puede favorecer a uno puede perjudicar a otro.

Los medicamentos para el colon irritable pueden tener efectos secundarios y por eso es mejor que no abusar de ellos.  Lo ideal es que su consumo sea breve y ocasional, y lo ideal es que no superen la semana.

Medicamentos para la colitis nerviosa

La colitis nerviosa es una variante dentro de los problemas intestinales relacionados con la inflamación del colon.  Los medicamentos que se utilizan para tratarla alivian los síntomas pero no acaban con la enfermedad, que es crónica. Los síntomas más habituales son dolor abdominal agudo, diarreas alternadas con estreñimiento, hinchazón y distensión del estómago, gases e incluso algunas veces, dolor de cabeza, náuseas o vómitos.

En la actualidad los consultorios médicos están llenos de pacientes que acuden con síntomas de colon irritado.  Este aumento de la cantidad de personas afectadas tiene que ver con situaciones de estrés que desembocan en problemas gastrointestinales.

Estos trastornos pueden volverse crónicos. Ya sea por comer a deshoras, por la falta de tiempo y posibilidades de alimentarse saludablemente, o porque lo hacemos bajo tensión, el sistema nervioso reacciona y sus órganos nos lo hacen saber desarrollando enfermedades como la colitis nerviosa.

El médico puede saber a través de un interrogatorio si estos síntomas tienen que ver con un estado de angustia, estrés o depresión que pudiera estar sufriendo el paciente afectado. De confirmar que esto es así, el tratamiento debe incluir, además de los medicamentos necesarios para paliar los síntomas, terapia psicológica para llegar a la raíz del problema.

En cuanto a los medicamentos, la colitis nerviosa se trata con una gama de fármacos que comprende:

Sedantes: Cuando la colitis nerviosa se presenta en forma aguda y asociada a un desequilibrio nervioso o emocional, es muy posible que se incluya un sedante para aliviar estos síntomas y favorecer una recuperación más rápida.

El uso de medicamentos para tratar la colitis nerviosa tiene riesgos y efectos secundarios, por eso siempre hay que hacerlo bajo control médico.

Articulos Relacionados