El uso de remedios caseros para desinflamar el colon irritable ayuda a combatir los síntomas y normalizar el tránsito intestinal.

Ya lo sabían nuestras abuelas: los “primeros auxilios” frente a un cólico, una diarrea inesperada o una indigestión (sólo por nombrar algunos de los síntomas), se puede tratar con productos que están en casa y que conforman un verdadero “botiquín de emergencia” cuando el caso lo requiere.

Hoy redescubrimos a estos colaboradores para que nos ayudan a desinflamar el colon irritable y eliminar las incómodas molestias que acarrea.

Toma nota de esta lista de “remedios caseros” que te permitirán recuperar la salud de tus intestinos en pocos días.

Jugo de papaya, apio y aloe vera

Necesitas agua de apio, que se prepara sumergiendo durante toda la noche un trozo de tallo de apio en un vaso de agua.  Licua una papaya cortada en cubos, junto con un vaso de jugo de sábila o aloe vera (el jugo se vende preparado, pero puedes reemplazarlo por una penca de la planta) y al agua de apio.  Cuela y bebe un vaso por las mañanas; te ayudará a desinflamar los intestinos.

Jugo de zanahoria, pepino y piña

Corta en cubos una zanahoria, un pepino, una rodaja de piña y licúalos con un vaso de agua.  Cuela y ya tienes una riquísima bebida con propiedades digestivas y antiinflamatorias para normalizar el tránsito intestinal y devolver la salud al colon.

El Metodo Comprobado Para Curar El Colon Irritable

El Método Que Use Para Curar El Colon Irritable

Infusión de manzanilla y menta

Las infusiones son los remedios caseros por excelencia.  Además del bienestar físico, algunas hierbas medicinales proporcionan una agradable sensación de relax que permite aliviar los dolores, cólicos y malestar general que causa la inflamación intestinal.  En este caso, la combinación de manzanilla y menta facilita la digestión, reduce los dolores y desinflama los intestinos.

Infusión relajante

En un litro de agua hirviendo se añaden una cucharada de manzanilla, una de valeriana, una de hierba luisa, una de melisa y una de menta.  Se deja reposar tapado durante diez minutos y ya está lista para beber, sola o endulzada con azúcar de caña, miel de romero o canela.

Una taza antes de acostarse garantiza un sueño reparador y relaja la musculatura gastrointestinal reduciendo los dolores.  Es muy adecuada para tratar la colitis nerviosa.

Té de anís estrellado

El anís estrellado ayuda a que se disuelvan los gases.  Se echa una cucharada de anís estrellado en medio litro de agua y se cocina a fuego lento, no debe hervir.  Se apaga el fuego y se deja reposar 10 a 15 minutos. Colar y beber una taza después de las comidas.

Puedes utilizar los remedios caseros para desinflamar el colon irritable junto con medicamentos pero únicamente si el médico lo autoriza.

remedios caseros colon irritable

Infusión de valeriana y passiflora

Estas dos hierbas son sedantes y están indicadas para las colitis de tipo nervioso, causadas por situaciones de estrés. Hervir agua y añadir una cucharadita de cada una de estas hierbas; tapar y dejar reposar durante 10 minutos antes de beberla.

Infusión digestiva de jengibre

Esta raíz de origen asiático  está indicada en el tratamiento de problemas intestinales y del tubo digestivo.  Elimina a las bacterias perjudiciales y normaliza la flora intestinal. Hervir un par de pequeños trozos de raíz durante 15 minutos y beber una taza después del almuerzo y cena.

 Batido de avena

Añadir una cucharada de copos de avena al yogur o bebida láctea habitual.  La avena mejora el sistema inmunitario y ayuda a destruir a las bacterias que causan infecciones intestinales y reducen la inflamación del colon.

También es reguladora de la frecuencia intestinal, por eso se puede utilizar tanto en episodios de diarrea como de estreñimiento.

Leche de arroz

Sustituye a la leche de vaca y de esta forma reduce los gases.  Lava 2 cucharadas de arroz para quitar el exceso de almidón y hiérvelas en un litro de agua junto con dos cucharadas de miel o azúcar, 1 cucharadita de aceite de girasol y una pizca de sal.  Cocina a fuego lento hasta que los granos de arroz se vuelvan cremosos.  Cuando se enfríe, licúa y ya está listo para beber.

Infusión de manzanilla

Se prepara con las flores secas de esta planta en una proporción de una cucharada de flores por cada taza de agua.  Alivia los dolores abdominales, es antivomitivo y relaja los músculos del tubo digestivo.

Infusión de salvia y anís

La salvia es astringente y antiespasmódica.  El anís estrellado, por su parte, ayuda a eliminar los gases.  Hervir en un litro de agua durante 10 minutos, 15 grs de hojas de salvia secas junto con una estrella de anís.  Apagar el fuego y dejar reposar tapando el recipiente. Colar y beber.

Los remedios caseros para el colon irritable brindan un importante alivio a los síntomas pero no sustituyen a las medicinas en caso de que estas sean indispensables.

Remedios naturales para el dolor de colon

Se puede aliviar el dolor de colon con remedios caseros y plantas medicinales. El dolor en el colon, el recto y el ano que aparecen como consecuencia de las colitis y los cuadros de estreñimiento puede tratarse con medicina natural.

Los remedios caseros nos ayudan a eliminar espasmos y son valiosos analgésicos en la lucha contra los síntomas del colon irritable y otras enfermedades y trastornos del intestino.

Las continuas deposiciones a que nos somete una diarrea producen la inflamación del intestino.  De no tratarse, la irritación puede dar lugar a lesiones que son dolorosas, como también a fisuras e inflamación de toda la zona que rodea a los órganos afectados.

Para reducir la inflamación y evitar los dolores, hoy ponemos a tu alcance una lista de remedios caseros con los que podrás dar rápido alivio a tus malestares.

Infusión relajante

En una taza de agua hirviendo mezcla una cucharada de valeriana y una de pasiflora.  Deja reposar 10 minutos y bebe.

Infusión relajante y digestiva

En un litro de agua pon una cucharada de cada una de las siguientes hierbas: manzanilla, melisa, hierba luisa y  menta.  Cocina sin que rompa el hervor, unos 10 minutos a fuego mínimo. Tapa y deja reposar otros 10 minutos.  Cuela y bebela por la noche.

Té de manzanilla

Una taza de té de manzanilla después de cada comida es un digestivo, relajante y antiinflamatorio que alivia los dolores de colon y también los malestares digestivos. Puedes tomar hasta 3 tazas diarias.

Remedio de aguacate

Corta al medio una palta o aguacate y haz un puré con su carne y una cucharada de vinagre de manzana.  Puedes comerlo como guarnición o tomarlo solo como un suplemento.

 Té de hinojo

Solo o combinado con manzanilla, es un analgésico con acción sobre los intestinos y el resto de los órganos del tubo digestivo. Pon a cocer a fuego bajo una cucharada de semillas de hinojo y una de flores secas de manzanilla durante 10 minutos.  Apaga el fuego, tapa el recipiente y deja reposar otros 10, luego puedes endulzar y aromatizar con canela.  Beber 1 a 2 tazas diarias.

 Infusión de jengibre

Esta planta medicinal es un excelente remedio para combatir los dolores. Se prepara rallando raíz de jengibre en proporción de una cucharada por taza.  Se  echa en el agua hirviendo y se deja reposar durante 10 minutos.  Se pueden beber 2 o 3 tazas por día.

alimentos para colon irritable

 Té de tomillo

Esta hierba está especialmente indicada en el tratamiento del colon irritable ya que evita los espasmos y elimina los gases.  Se prepara mezclando una cucharada de hojas de tomillo por taza de agua y se puede combinar con menta o anís para un efecto más intenso. Tratar el dolor de colon con remedios caseros es una forma natural de aliviar síntomas y recuperar una buena salud intestinal.

Crema de aguacate y vinagre

Haz una pasta con la carne de un aguacate y dos cucharaditas de vinagre de sidra o manzana. Si el colon irritable se manifiesta con estreñimiento, el vinagre te ayudará a normalizar el tránsito intestinal.

Como todo producto fermentado, contiene bacterias útiles para la reparación de la flora intestinal. El aguacate o palta, contiene  fibras y es antiinflamatorio.

Infusiones relajantes

El colon irritable suele tener origen nervioso.  Como consecuencia de los malestares físicos que provoca, también puede ocasionar insomnio y agudizar el estrés.

Las infusiones relajantes funcionan muy bien para bajar el nivel de estrés y favorecer un descanso reparador.  Aquí tienes algunas variedades sabrosas y muy efectivas

Infusión relajante 1

Mezcla una cucharada de hojas secas de valeriana y una de passiflora. Calienta un litro de agua y cuando hierva apaga el fuego.  Echa las hojas y deja infusionar durante 15 minutos.  Se puede endulzar con miel.  Beber después de las comidas.

Infusión relajante 2

Calienta un litro de agua y lleva a punto de ebullición.  Apaga el fuego y echa una cucharada de cada una de las siguientes hierbas secas: tilo, melisa, hierba luisa o cedrón y menta.  Tapa el recipiente y calienta durante 5 minutos.  Cuela y endulza con miel.

Esta infusión tiene efecto sedante sobre los nervios del sistema digestivo, de modo que además de facilitar el descanso ayudará a relajar a los intestinos y el estómago.

Tintura de arándanos

Es un remedio natural contra la diarrea.  Los arándanos son astringentes y ayudan a endurecer la consistencia de las deposiciones y espaciar su frecuencia.

Para preparar la tintura de arándanos necesitas 50 gramos de estos frutos y medio litro de alcohol de 70º.  Mantenlo en un frasco de vidrio tapado por espacio de 10 días y toma 25 gotas diluidas en un vaso de agua una vez al día.

Es mejor que utilices arándanos desecados que frescos. Los remedios naturales para tratar el colon irritable no reemplazan a la consulta médica.

Probióticos

Son los alimentos que contienen bacterias vivas, como los lactobacilos.  El L.acidophilus mantiene y restaura el equilibrio de la flora intestinal cuando esta de pierde a causa de las diarreas continuadas que provoca esta enfemedad. Se encuentran en leches y yogures enriquecidos y algunas veces se los menciona como “bífidus”.

Prebióticos

Son fibras vegetales solubles que estimulan el crecimiento de las bacterias “buenas” que viven en los intestinos y ayudan al mantenimiento de la flora intestinal. Podemos consumirlos de manera natural en alimentos como el ajo, la cebolla, remolacha o espárragos o también sintetizados y añadidos a yogures o algunas leches especiales.

Hierba Luisa

Llamada también “cedrón”, trata prácticamente la totalidad de los síntomas del colon irritable:  ayuda a eliminar gases, calma el dolor, relaja los tejidos y músculos gastrointestinales y es además un excelente sedante. Las infusiones de hierba luisa se pueden enriquecer con otras hierbas como manzanilla, valeriana, menta, hinojo, etc…

Avena

Este cereal es un normalizador intestinal por excelencia.  Sirve tanto para regular la diarrea como el estreñimiento.  Puede consumirse en forma de copos, añadida al yogur o a sopas, en batidos y leches, en forma de salvado, como suplemento dietario, etc. También contiene sustancias sedantes que actúan sobre el sistema nervioso.

En cualquier tratamiento para colon irritable tenemos que tener presente la importancia de beber agua en cantidad necesaria para facilitar el buen funcionamiento intestinal y evitar la deshidratación que las diarreas pudieran causar.

Agua

Beber agua es la forma más simple de limpiar las paredes internas del colon. Allí es donde se acumulan las toxinas que forman la “placa mucoidea” alojando bacterias perjudiciales y que dificultan el tránsito intestinal.

Se puede realizar una limpieza aún más profunda con agua salada y tibia. La aplicación de esta técnica requiere la supervisión de un especialista ya que se ingieren grandes cantidades de agua que se desplazan en forma continuada a lo largo de todo el tubo digestivo.

Con este método, además del colon se limpian los intestinos delgado y grueso pero se corre el riesgo de perder demasiados minerales.  Al finalizar el lavado, el paciente debe remineralizar su organismo ya sea con alimentos o con suplementos minerales.

Alimentos con fibra

La fibra es un agente de limpieza natural que “barre” el exceso de grasas y ayuda a un mejor desplazamiento de los desechos. Los alimentos con fibra aceleran los movimientos peristálticos y contribuyen a la depuración intestinal.

Cereales como la avena o la cebada son muy ricos en esta sustancia. En forma de granos, copos o salvado, se pueden enriquecer comidas haciéndolas más saludables.

Remedios para el intestino inflamable con aloe vera

El aloe vera o sábila es una planta medicinal que se puede utilizar para la higiene del colon. Se puede consumir en forma de jugo natural o en comprimidos.

El jugo de aloe vera es más efectivo cuando la concentración es mayor al 95% si se lo compra en comercios. La forma correcta de uso es de entre 50 a 100 ml diarios que se pueden beber puros o diluidos con  agua o jugo de frutas.

Ceniza volcánica

Son un eficaz depurativo que absorbe las toxinas que se pegan a la mucosa intestinal.  Se consigue en los comercios naturistas y en algunas grandes farmacias y su presentación es en forma de líquido.

Yogur

Los yogures y fermentos lácteos con el añadido de probióticos y fibra también ayudan a mantener el colon limpio, desinflamado y desintoxicado.  Los más sanos son aquellos que no contienen azúcar y se pueden enriquecer con el agregado de fibra. El uso regular de remedios para limpiar el colon es la mejor forma de prevenir su inflamación.

Conclusion

Los remedios caseros son una gran alternativa para curar el colon irritable, en este articulo te deja muchos de ellos para que puedas probar. Si deseas para terminar para siempre con este problema haz clic en el siguiente enlace para conocer la guia en pdf que me ayudo a ponerle fin a las molestias y dolencias.

Articulos Relacionados