Síndrome De Colon Irritable E Intestino Inflamado-Sintomas y Tratamientos

Las dietas y los remedios naturales son el mejor tratamiento para el Síndrome de colon irritable. Uno de los pocos temas en los que la medicina está de acuerdo es que las enfermedades gastrointestinales, siempre que sea posible, es mejor tratarlas de manera natural.

De todas ellas, el Síndrome de Intestino Irritable (SII), más frecuentemente conocido como “colon irritable”, es una enfermedad que se puede controlar muy bien si se mantiene una dieta adecuada.

A menos que los médicos lo indiquen, es mejor no recurrir a los fármacos.  Tanto los laxantes, como antidiarreicos o antiespasmódicos tienen efectos secundarios que algunas veces causan serios problemas.  La automedicación es peligrosa y debemos evitarla.

Pautas para un tratamiento natural del colon irritable

Si estamos sufriendo un episodio de colon irritable es importante seguir estos consejos

Tratamiento de la diarrea

Cuando sea posible, es beneficioso mantener un ayuno de 8 a 12 horas para no forzar a los intestinos, conseguir que se relaje la musculatura y no incorporar alimentos que no podrán digerirse adecuadamente. Cuando comamos lo haremos lentamente, eligiendo alimentos de fácil digestión como arroz blanco o pollo a la plancha.  Las frutas permitidas son la manzana y la banana o plátano siempre que esté maduro.

El Metodo Comprobado Para Curar El Colon Irritable

El Método Que Use Para Curar El Colon Irritable

Hay que beber agua para evitar la deshidratación que pueden producir las diarreas, pero hay que hacerlo en pequeñas cantidades para evitar la distensión abdominal. Cuando la diarrea empiece a disminuir podemos beber un té de manzanilla o jengibre para aliviar los espasmos o cólicos. Mientras persistan los síntomas evitaremos consumir fibras y productos lácteos.

 Síndrome De Colon Irritable E Intestino Inflamado

Tratamiento del estreñimiento 

El estreñimiento es la dificultad para eliminar las heces tanto porque la frecuencia es demasiado lenta como porque la consistencia del bolo fecal es demasiado dura. El objetivo es normalizar el tránsito intestinal para poder evacuar diariamente y con fluidez.

En ambos casos uno de los elementos más efectivos es beber agua. De esta forma, además de mejorar la hidratación, ayudaremos a acelerar los movimientos peristálticos de los intestinos.

Aumentar el consumo de fibras y alimentos probióticos es una forma rápida de “limpiar” los intestinos y facilitar la expulsión de las heces. El ejercicio físico y evitar el sedentarismo también contribuyen a reducir el estreñimiento.

Equilibrio psicofísico

El estres y la tensión nerviosa pueden causar la inflamación del colon.  Cuando comenzamos a tener diarreas y cuadros de estreñimiento que se vuelven cada vez más frecuentes, debemos pensar que la causa puede estar en conflictos emocionales.

Es necesario encontrar el modo de equilibrar nuestra mente y nuestro cuerpo para que esto no nos enferme.  La psicoterapia es una herramienta muy útil.  La meditación y el ejercicio físico suave, también.Y, sobre todo, procurar que la comida se realice en un ambiente relajado y sea un momento de distensión y placer.

El colon irritable se puede tratar de manera natural mediante la combinación de alimentos adecuados, actividad física y bienestar emocional.

¿En qué consiste el Síndrome de Irritación Intestinal o SII?

Se llama síndrome a un conjunto de síntomas determinados que, en este caso, desembocan en un colon irritable.  Estos síntomas abarcan distensión estomacal, dolor abdominal, hinchazón, gases, diarreas, estreñimiento, etc…En ocasiones puede haber náuseas, vómitos y dolores de cabeza.

¿Qué dieta es la más adecuada?

Aprende a alimentarte correctamente con estos consejos para una dieta antiinflamatoria y elimina la irritación intestinal.

Desayuno

Para comenzar el día es ideal un desayuno a base de frutas calmantes y digestivas como la manzana o el plátano, una infusión de manzanilla y galletas de agua o salvado.

Si sufres de diarreas evita las fibras hasta que pase el episodio y también los gases y reemplázalos por leche de soja o productos con probióticos para restablecer la flora intestinal.

Si por el contrario tienes estreñimiento, aumenta la ingesta de agua y fibras.  Las frutas más apropiadas para combatir el estreñimiento son el kiwi y las ciruelas.  Puedes comerlas solas o mezcladas con yogur y semillas de lino.

Media mañana

Elige una pieza de fruta como manzana o pera y un par de galletas de agua o bien un vaso de jugo de fruta o bebida vegetal como jugo de aloe vera o zanahoria.  Una zanahoria cruda contiene fibras y puede reemplazar a la fruta.  Si tienes diarrea, será mejor un  plátano maduro.

Almuerzo

Los mejores alimentos para comer cuando tenemos el intestino inflamado son aquellos que contienen propiedades digestivas y calmantes y que no producen gases.  Un plato de arroz blanco hervido y una pechuga de pollo a la plancha cumplen estas condiciones.

Si has tenido diarrea evita las ensaladas pero si estás estreñido aumenta la ingesta de verduras crudas, especialmente las de hojas verdes.  Como postre puedes elegir una fruta digestiva como piña, pera o manzana.

Merienda

Si prefieres una bebida caliente, prepárate una infusión de manzanilla, menta o té verde con pan integral tostado y jamón cocido.  Otra opción es un yogur con cereales o frutas.

Cena

La cena tiene que ser liviana.  Un plato de caldo de verdura o pollo sin grasa, un plato de verduras crudas o cocidas y un trozo pequeño de pollo, pescado o ternera a la plancha constituyen un alimento saludable y digestivo.  Si tienes diarrea evita las verduras y reemplázalas otra vez por arroz.

De postre puedes elegir una manzana asada u otra fruta si tu organismo lo admite. Observa cómo actúa la dieta sobre tu digestión y sabrás qué alimentos es mejor consumir o cuales hay que quitar para evitar la irritación del intestino.

Síntomas de inflamación del colon

Es importante conocer los síntomas que provoca la inflamación del colon para evitar errores en su diagnóstico que conduzcan a un tratamiento ineficaz. Muchos de estos síntomas y señales son compatibles con otras patologías y pueden llevarnos a confundirnos y proceder de forma inadecuada para su tratamiento y resolución.

Hombres y mujeres sufrimos en algún momento de nuestra vida algún tipo de malestar gastrointestinal. Incluso los más pequeños, por diferentes motivos pueden sentir estas incómodas molestias. Lo que sucede es que son síntomas tan habituales que pueden inducirnos a pensar que se trata de algo pasajero, una comida que nos cayó mal, la influencia del calor o del frío, o cualquier otro motivo poco importante.

En realidad, el síndrome de colon irritable es un trastorno crónico que debe ser tratado porque el padecer estos síntomas de manera continuada termina repercutiendo en el organismo y afectando más seriamente a todos los órganos del aparato digestivo.

Esto sin contar de qué manera influye en el bienestar y calidad de vida de los hombres y mujeres que la padecen y que algunas veces acaban deprimidos y necesitando sedantes que les permitan sobrellevar mejor su situación. Hablaremos de cada uno de ellos para que te informes detalladamente y sepas reconocerlos.

Estreñimiento

Es la dificultad para defecar por un movimiento demasiado lento de los intestinos. Lo normal es efectuar una evacuación diaria y todos podemos sufrir en alguna circunstancia de estreñimiento ocasional.  Pero, si el mismo se prolonga por más de dos semanas y se reduce a menos de 3 evacuaciones a la semana, habrá que consultar con un médico.

Diarreas

Se producen por un movimiento demasiado acelerado de los intestinos y puede tener diversas causas.  Las heces son más blandas y de un tono más claro o incluso líquidas y  pueden contener nresiduos de sangre o flora intestinal. Se considera motivo de consulta cuando el número de deposiciones diarias es mayor que tres.

Flatulencias

El exceso de gases dentro del tubo digestivo puede estar causado por la presencia de bacterias y también por tragar mucho aire (aerofagia).  La presencia de gases causa dolor e hinchazón.  Si no se eliminan naturalmente se debe consultar.

Distensión abdominal

El vientre puede hincharse de forma notoria y exagerada como consecuencia de los gases y las diarreas.  Cuando esta situación no se resuelve mediante deposiciones normales podría estar desarrollándose algún problema gastrointestinal. Otros síntomas menos frecuentes pueden de la inflamación del colon son las náuseas, vómitos, fiebre o dolor de cabeza.

Si conjuntamente con los síntomas físicos nos sentimos muy cansados o deprimidos debemos comunicarlo ya que el Síndrome de intestino irritable a veces se asocia a estados depresivos.

La enfermedad intestinal crónica tiene síntomas muy claros y específicos que permiten diagnosticarla y tratarla correctamente.  Sin embargo, estos síntomas no se presentan siempre juntos ni con la misma intensidad.  Varían en cada persona y también de acuerdo al momento de su evolución.

Síntomas del colon irritable y remedios caseros

Recetas fáciles para tratar los síntomas del colon irritable con remedios caseros. Hinchazón, dolor abdominal, náuseas, diarreas y estreñimiento son solo algunos de los desagradables síntomas que tenemos cuando sufrimos de colon irritable.

Esta enfermedad es un trastorno del sistema gastrointestinal que puede tener distintas causas.  Hay casos en que una mala alimentación provoca alteraciones en la digestión; otras veces, alimentos o medicamentos que alteran la flora bacteriana de los intestinos produciendo infecciones.

También un estado de tensión emocional o estrés prolongado repercute irritando las paredes del colon. En todos los casos es importante tratar de minimizar las consecuencias para que el cuadro no se agudice.  De no tratarlo, podrían producirse hemorragias, fiebre y agravamiento de todos los síntomas.

Las recetas que te damos a continuación son el “Botiquín de primeros auxilios” que debes tener a mano ante los primeros síntomas de irritación del colon.

Agua

El agua es indispensable siempre.  Si estás estreñido te ayudará a evacuar mejor porque ablandará la consistencia de las heces y acelerará la frecuencia de evacuación; si tienes diarrea, en cambio, debes beberla en pequeñas cantidades para que te ayude a reponer las sales minerales perdidas y a que no te deshidrates.

Jugos laxantes

Para eliminar el estreñimiento es necesario aumentar el consumo de fibras; de esta forma se barren los deshechos y se eliminan las toxinas, a la vez que se estimulan los movimientos intestinales.

Los jugos laxantes se pueden preparar con estos alimentos, en forma individual o combinándolos: espinacas, zanahoria, aloe vera o sábila, manzana, pera, salvado de trigo o de avena, etc…

Remedio digestivo

Hacer un puré de aguacate o palta con dos piezas de esta fruta y una cucharada de vinagre de manzana.

Té de jengibre

Es digestivo y alivia los dolores e hinchazón.  Cortar varios trozos de jengibre o rallarlo y hervirlo  durante 10 minutos. Dejar reposar, colar y beber 3 ó 4 tazas diarias saborizado con canela.

Para normalizar los intestinos

Mezclar yogur o bebidas lácteas con probióticos con una cucharada de semillas de lino o una cucharadita de copos de avena y consumir en el desayuno.  Regularizará la frecuencia de las evacuaciones, aumentándola en caso de estreñimiento o espaciándola si hay diarreas.

Remedio relajante

Cocer durante 10 minutos sin que hierva, una cucharada de valeriana, una de manzanilla, una de melisa, una de hierba luisa y una de menta.  Apagar el fuego y dejar reposar 10 minutos.

Esta infusión es sedante, por lo cual es mejor beberla antes de dormir.  Actúa relajando la musculatura gastrointestinal para que se desinflame y es muy recomendable para pacientes con colitis nerviosa.

Los remedios caseros son la primera forma que se emplea para tratar los síntomas del colon irritable.  Utilizándolos podemos regularizar la función intestinal y hacer que los síntomas desaparezcan .

 

Articulos Relacionados